Poemas de Cristina Peri Rossi

Hoy es un día gris y a punto de llover en Rosario. Aprovecho entonces que hace unos días releí una antología de la poeta uruguaya Cristina Peri Rossi (Montevideo, 1941) para compartir con ustedes algunos poemas que fueron reunidos en "Poemas de amor y desamor" que editó Plaza y Janés en 1998, en la colección dirigida por Ana María Moix, la selección es de la misma Cristina.

LA PASIÓN

Salimos del amor
como de una catástrofe aérea
Habíamos perdido la ropa
los papeles
a mí me faltaba un diente
y a ti la noción del tiempo
¿Era un año largo como un siglo
o un siglo corto como un día?
Por los muebles
por la casa
despojos rotos:
vasos fotos libros deshojados
Éramos los sobrevivientes
de un derrumbe
de un volcán
de las aguas arrebatadas
y nos despedimos con la vaga sensación
de haber sobrevivido
aunque no sabíamos para qué.

AUTO DE FE

Con voces inmisericordes

Con coros báquicos y aleluyas

Con palacios destruidos cuyas ruinas soberbias admiramos

Con espacios blancos donde flotan irreales
barcos hundidos

Con una corte de princesas de tarot
y espadas de cartón para los juegos de la tarde

Con la fuerza del Antiguo Testamento
cuyos apocalípticos pecados
son siempre más intensos
que los mediocres desacatos del presente

Con las herejías ebrias de fe
de los hijos rebeldes de la Iglesia

Con fantasías nocturnas llenas de presentimientos

Con los presagios de los sueños
y de las hojas de los tréboles

Con la turbia mirada de los ocelotes en celo

Con esta sujeción al deseo
llamada –otro sí– abnegación

Sin ninguna simplicidad

Te amo.



de "Babel Bárbara" 1991


TANGO

La ciudad no eras vos
No era tu confusión de lenguas
ni de sexos
No era el cerezo que florecía -blanco-
detrás del muro
como un mensaje de Oriente
No era tu casa
de múltiples amantes
y frágiles cerraduras

La ciudad era esta incertidumbre
la eterna pregunta -quién soy-
dicho de otro modo; quién sos.



FILOSOFÍA

Ante la esfericidad abstracta del planeta
la redondez turgente de tus senos pulidos
Ante la prepotencia de la razón
tu risa descabellada de amazona cáustica
Ante la caída internacional del comunismo
el desmoronamiento brusco de tu falda
Ante el proclamado Fin de la Historia
el nacimiento de un nuevo tu lunar en el hombro
Ante las guerras futuras
el estrabismo voluptuoso de uno de tus ojos
Ante la previsible muerte
la fricción de tu cuerpo desnudo
la humedad de las mucosas
el lamento vulvar.

de "Otra vez eros" 1994


ORACIÓN


Líbranos, Señor,
de encontrarnos
años después,
con nuestros grandes amores.


R.I.P.


Ese amor murió
sucumbió
está muerto
aniquilado fenecido
finiquitado
occiso perecido
obliterado
muerto
sepultado
entonces,
¿porqué late todavía?


de "Inmovilidad de los barcos" 1997


PLENILUNIO


Por cada mujer
que muere en ti
majestuosa
digna
malva
una mujer
nace en plenilunio
para los placeres solitarios
de la imaginación traductora.


de "Diáspora" 1976



Tags: , , ,