Soy la lesbiana... intimidades de una imagen

Soy la lesbiana... intimidades de una imagen que sigue recorriendo el mundo


Soy la lesbiana

Calle Paraná, abril 2005, Buenos Aires. PH: Gabby De Cicco


Caminando por calle Paraná en Buenos Aires con Gabby, vimos la pintada y me hizo la foto. ¿Qué tiene de particular? Era pleno día, y había que sortear el tránsito de una esquina en pleno centro. Tras varios intentos se quedó conforme con esta imagen.
Mi cara es de ¡cuánto sol que hay, no me aguanto la postura cómoda! o tal vez la de ¡cuidado que vienen los autos! la verdad no me acuerdo exactamente...
el ceño fruncido es por el sol, de eso estoy segura.
La remera todavía la tengo, los pantalones ya fueron.
La postal participó en una muestra española sobre visibilidad lésbica.
La web de la Arepa Chora recientemente la subió a facebook y cada tanto me encuentro con que la copia que hicieron, de menor calidad y con otros tonos de color se me aparece en el feed de esa red social.

Es un crimen?

decriminalizando el deseo
el deseo de que me desees
mi deseo no es ni más grande
ni más largo, ni más ancho
va y viene
no como un río
más bien como las olas
o las oleadas, las rachas, las inundaciones
llega, arrasa, me deja toda mojada
y se va
capaz vuelve dentro de unos meses, años
entonces
no sería un crimen que todavía te desee?
no sería una sorpresa
que desee que me desees


-o-

gracias a Sade por la inspiración para escribir sobre una emoción de este momento :)
la emoción se escurre tal vez. por eso las palabras ayudan a marcar al menos su existencia.
y aunque parezca una repetición, la sorpresa es genuina. me pasó, y me sorprendí de sentir de nuevo el deseo por alguien. pero esa no era la sorpresa. luego recordé que ya había hecho visible mi situación deseante, o más o menos. lo bueno ahora fue que entendí que lo que más deseaba era que me deseen, tal como lo dice claramente Sade en su poema cantado. Una maravilla de la sencillez. La contundencia de la música y la potencia de la razón y la emoción juntas.    



 

Soy poeta de barricada...


soy poeta de barricada
no escribo en soledad
ni siquiera
cuando escribo sola
en mi casa  
me rodean tantos y
tantas que
hacen conmigo
el poema
no me gusta el frente
le pongo pecho a las balas
y me gusta la lucha
tirar piedras tampoco
es mi elección
más bien socorrer
a quien saca de su
puño el grito
de los desaforados
de las olvidadas
de los sin techo
de las explotadas
de los cabecitas
de las apaleadas
de los sin padre ni madre
de las aborteras
de los trovadores
de las tortilleras
de los pescadores
de las amantes furtivas
de los ladrones de gallinas
de las madres de leche
de los cocineros
de las enfermeras
de los que se mueren de hambre
y de los que nunca nunca nunca
dan el brazo a torcer


Irene Ocampo. Santa Fe, 1968. 
Poema publicado en la Antología del XX Festival Internacional de Poesía de Rosario, 2012
 

La noche impertinente

Las sextetas en vivo en La noche impertinente,
estudio de Radio Nacional Rosario, junio 2014. Foto: Irene Ocampo
Todos los miércoles de 21 a 22 por Radio Nacional Rosario, Sonia Tessa y Lilian Alba conducen La noche impertienente.
Sonia me invitó a colaborar, y participo cada 15 días con aportes sobre literatura, feminismos y activismo lésbico-feminista.



Podés escuchar programas pasados:

Podcast de La noche impertienente

Taller de Escritura, Poesía y Creación en Librería Argonautas

Muchas cosas se combinan en este Taller de escritura, Poesía y Creación.
Intentamos cada martes conectarnos con energías sagradas, técnicas de sorpresa y meditaciones flotando a miles de kilómetros en el espacio.
Con esas lecturas y nuestras escrituras intentamos crear otros mundos, contar aventuras muy chiquitas, soñar e imaginar.
Cada martes de Taller para mí es una experiencia especial, única, que intento repetir la próxima vez, pero que siempre me vuelve a sorprender.
Ojalá nos veamos. Irene Ocampo

Taller de Escritura, Poesía y Creación
Coordina: Irene Ocampo
Martes a las 17hs
Libreria Argonautas
Rioja 725, Rosario
6799882(fijo)
argonautaslibros@hotmail.com

Disidentear las relaciones...

Esta es la ponencia que leí en la 2da Celebración de las Amantes, Jornadas de orgullo y disidencia lesbiana, en el conflicto sobre Relaciones sexo-afectivas. Es un texto breve que para mí funciona como un recorrido conceptual y vivencial por los feminismos y las corporeidades hasta llegar a nuevas prácticas sexoafectivas que me interpelan, me seducen y me invitan a seguir disidenteando aún más.
___________________

2da Celebración de las amantes
Rosario, mayo 2014

C-Relaciones sexo-afectivas: sensibilidades desheterosexualizadas, placeres abyectos, des-moralización del deseo.
Irene Ocampo: escribe, coordina talleres de escritura y es activista. En los últimos años incursiona en los temas de este conflicto de cuerpo entero y también en sus formas virtuales.  ire.ocampo(arroba)gmail.com



Disidentear las relaciones... (*)

Agradecemos la invitación a participar en esta Celebración, la 2da acá en mi ciudad, Rosario.
Agradezco en lo personal a mi compañera cochina María Eugenia que aceptó mi invitación y el desafío de presentarnos en conjunto.
Vamos a dialogar con María Eugenia, sobre algunos temas del Conflicto que nos interesan compartir en la 2da Celebración de las Amantes.
Nuestro diálogo no empezó ahora, sino que ya venimos hablando de estos temas casi desde que nos conocimos. Nuestra idea es que este compartir se expanda, sobre todo en nuestra ciudad. Con la idea de enredarnos también con otras hemos abierto un blog: amantesdelilith.tumblr.com




El monoambiente de la no monogamia
En este monoambiente de una recargo mis energías. En este pequeño espacio en el que vivo pienso y reflexiono sobre mi vida, mi art-ivismo, mis modos de estar y devenir en la monogamia. 
Introversión. Aparezco entre los demás observando, hablando poco, escuchando mucho, preguntando para saber y no para juzgar. Para ampliar mi horizonte vital. También para intercambiar impresiones. A veces para impresionar a otras. 




Mi camino en el activismo...

Mi camino en el activismo lésbico feminista fue moldeando mis deseos. También los deseos de una madre independiente, que de alguna manera se había fugado del hétero patriarcado y armó su núcleo afectivo como pudo para la época que le tocó vivir, en una ciudad de provincias. De alguna manera considerarme bisexual durante mi adolescencia fue lo mejor que pudo pasarme para habilitar la búsqueda de otras relaciones, para empezar a enamorarme de otras, para empezar a desear a otras. 
Cuando leí el Cuerpo lesbiano de Monique Wittig me zambullí en sus aguas turbulentas sin tener idea del nombre del huracán que las sacudía. No fue sino hasta la lectura del Caballo de Troya, muchos años después, que pude comprender qué era lo que Wittig quería hacer y que hiciéramos. De alguna manera la primera lectura del Cuerpo lesbiano, más otras lecturas fundantes para mí, como las novelas de Ursula Le Guin, habían encendido la mecha de mi propia molotov, con la cual fui atentando a mi manera, desde mi escritura. Hasta allí la ficción poética.
Pero ¿qué pasaba con mi cuerpo lesbiano? La lucha allí fue más complicada. Supongo que ese descentrarse y salirse de lo que se supone debe ser una niña y lo que sigue después, lo sentí y sufrí claramente en mi cuerpo. No me sentí cómoda hasta no entrar en mis 30. Ni siquiera las autoexploraciones que realicé durante mi adolescencia y primera juventud me permitieron tomar posesión de mi espacio corporal de la manera en que yo quería. Siempre esto estuvo mediado por algo o alguien más. La cultura héteropatriarcal, que inunda todo lo que nos rodea, me mandaba imágenes, ideas, idealizaciones con las que yo no podía amigarme. Todo esto sin comprenderlo, y sin poder acceder a mi cuerpo de la manera en que permitiera expresarme más libremente. 
Y fue gracias a la curiosidad por el sexo que llegué a tomar mi espacio corporal, a ocuparlo y disfrutarlo cada vez con menos limitaciones. Las ideas feministas, y algunas oportunidades que la cultura masiva me fue brindando. Un camino sinuoso que me permitió acercarme a mi cuerpo: cuerpo de mujer, de lesbiana, de mujer sin hijos, cuerpo de hija. En ese camino me fui encontrando con mucho de mí misma. Y fui encontrando otros cuerpos, a los que quería descubrir, desear, amar, con o sin sexo. 
Encontrarme a mí misma en mi propio cuerpo me permitió encontrarme y también desencontrarme con otras, con esos otros cuerpos y otros deseos. Saltar límites propios, visitar fronteras y apropiarme de otros lenguajes corporales. 

Gestar redes de afectos
La pregunta por el cómo suele aparecer antes que la pregunta por el por qué, o el para qué. La pregunta por si estaría dispuesta a establecer una nueva forma de relacionarme con quienes ya tengo una relación afectiva o sexoafectiva surge casi en simultáneo. ¿Debemos dejar de pensar en la monogamia como una forma de relacionamiento válida? es otra de las preguntas que surgen.
Y si podemos convivir, entonces ¿qué seríamos?
La pregunta por el nombre ordena. En nuestro caso, desordena. Pone en cuestión lo establecido. 
Cuando quiero darle una patada al sistema heteronormativo, patriarcal, y racista pienso que la rebelión sexual implica tanto el goce de la relación sexual a contrapelo de las normas, y el goce de los afectos y las redes de afectos por fuera y más allá de lo monogámico, de los dúos exclusivos, de las parejas que sintetizan el ideal de la completitud.



¿Si yo te ato ahora vos me cojés después?
Soy dominante. Eso significa que me encuentro con sumisas. Algunas siguen pensando en la vieja categoría de activa/pasiva. Antes, si me preguntaban si era activa, les decía que sí. Ahora la pregunta activa mi deseo de contarles que soy dominante y de saber cómo son ellas. No hay una sola forma de ser sumisa, y a mí en general, me gustan las que se dejan pero también me la pueden dar. Tener a mano un juguete. Eso sería lo ideal, parece.

Lecturas:

Manifiesto anarquismo relacional
Ética promiscua y libros de Dossie Easton y Janet hardy
Golfxs con principios
Betty Dodson libros/arte/documentales
Wittig
Deleuze

Marina Garcés
Brigitte Vasallo (artículos en Pikara magazine)

virtual: 
blog: amantesdelilith.tumblr.com
redes sociales 

(*) Este texto está publicado también en Potencia Tortillera: 

El futuro de Internet según Mark Zuckerberg y otros...


El otro día Roberto, desde su perfil de facebook, nos preguntaba, luego de que nos enteramos q Facebook integró a Whatsapp a su entorno, ¿cuál sería la próxima movida del Mark Zuckerberg? Así que yo me fui a buscar su perfil y de paso me leí el statement de la integración Fbk+Wapp. Luego de pensar un poco y de leer alguno de los comentarios en el perfil de MZ, pienso que la movida va a venir por hacer posible el acceso a internet lo más universal posible. Y no creo que venga por la 'compra de', sino más bien por el lado de crear un puente, o algo similar. es decir, por el lado del desarrollo de tecnología. Mark quiere que el mundo esté interconectado. Sí, todavía más. Mark quiere conectarse con vos estés donde estés. (es un modo de decir) Y yo particularmente no creo que lo haga comprando las telcos, o las empresas de cable. Quiere que aquellas personas que no tienen facebook, q no tienen whatsapp, que no tienen instagram, también se conecten. entonces quienes quedan afuera? los que sólo tienen un mail (o varias casillas), o celu (o varios móviles) o tel fijo, o cable.. o una radio.. (es otro modo de decir) Yo creo q MZ quiere que estires la mano en el aire y accedas a internet, estés donde estés. ¿es ambicioso? puede ser.. ¿es un sueño alocado? mm no tanto, creo.. Si lo logra, MZ y el equipo que se juntó alrededor, el mundo como lo conocemos cambiaría, aún más. Eso creo, y me gustaría verlo.

Para más info sobre esto: internet.org

Taller de escritura retoma en febrero

Las escritura es como un río... Taller de escritura que coordino en Chavela Bar retoma sus reuniones a partir del martes 4 de febrero, a las 18hs.




Taller de Escritura 
Coordina: Irene Ocampo

por eso en el Taller de Escritura vamos a encontrarnos para trabajar, crear, leer y compartir experiencias de nuestra propia escritura y de lecturas varias. Lo ideal sería que ya estés escribiendo. No dejamos ningún género afuera, pero le dedicamos más tiempo a la narrativa.

Martes 18hs.
Chavela Bar 
Ayacucho y Zeballos, Rosario 
Informes: 679-4689 (fijo)
o por mail: ire.ocampo@gmail.com

Poema con agradecimiento en ritmo candombeado

Gracias y adiós! 


aquí el candombe no se canta
se ejecuta en el abrazo
que se tortea y abre paso
sensaciones de otro tiempo
y es firmeza que sonríe
belleza la de tu corso de contramano
un torso y estas mis dos manos
pedazos de un sol de mediodía
retazos de la suerte que se achica
meollos de tu sinrazón y mi alegría

se hace necesario
se hace urgente y necesario
deseo que abreviamos
ningún afiche
tendrá tus ojos
serán canciones
las que cantemos
una o dos veces
borrachas de alegría
empapadas de sudor
o todo lo que no sabíamos
y se quitaba con dolor

y sí, crecimos
pero no pedimos
tomamos del suelo
lo que cayó y no se hundió

un homenaje posible
un sincero homenaje
gracias
y adiós!

Irene Ocampo, 2013

Huracán, Mary Oliver

Huracán
por Mary Oliver

No se comportó
Mary Oliver
como nada que te
puedas imaginar. El viento
desgarró los árboles, la lluvia
cayó durante días fuerte
y sesgada. El dorso de
la mano sobre todas las cosas.
Vi a los árboles doblarse y sus hojas
caer y volver a la tierra. Y eso
fue todo. Y este fue un solo huracán
que sobrellevé, el otro fue de una
clase diferente, y duró más. Entonces
sentí mis propias hojas ceder
y caerse. El dorso de la mano
sobre todas las cosas. Pero
escuchá lo que le pasó a los
árboles: hacia el final de ese verano
soltaron hojas nuevas de sus ramas
cortadas. Era la temporada incorrecta, sí,
pero no pudieron detenerse. Parecían
postes de teléfono, y no les importaba.
Y después de las hojas llegaron los pimpollos.
Porque para algunas cosas
no hay temporadas incorrectas,

que es lo que sueño que me pase a mí.

Traducción: Irene Ocampo


Hurricane
by: Mary Oliver

It didn't behave
like anything you had
ever imagined. The wind
tore at the trees, the rain
fell for days slant and hard.
The back of the hand
to everything. I watched
the trees bow and their leaves fall
and crawl back into the earth.
As though, that was that.
This was one hurricane
I lived through, the other one
was of a different sort, and
lasted longer. Then
I felt my own leaves giving up and
falling. The back of the hand to
everything. But listen now to what happened
to the actual trees;
toward the end of that summer they
pushed new leaves from their stubbed limbs.
It was the wrong season, yes,
but they couldn't stop. They
looked like telephone poles and didn't
care. And after the leaves came
blossoms. For some things
there are no wrong seasons.
which is what I dream of for me.