Al menos algunos conservan...

un poco de sentido común, ¿no?

Berlín.- La mayoría de los alemanes reaccionó hoy con decepción al conocer la noticia de que el cardenal Joseph Ratzinger fue elegido nuevo Papa, escribió el corresponsal de la BBC en Berlín, Sergio Correa.

Ratzinger tiene en Alemania, su país natal, "fama de ser un conservador extremo", sostuvo la cadena británica en una nota reproducida en su portal en español y titulada "No tan profeta en su tierra".

"El año pasado su mano invisible prohibió la celebración de una misa ecuménica entre católicos y protestantes en Berlín, y poco antes había prohibido que los sacerdotes católicos alemanes participaran en los consejos a los que las mujeres que quieren abortar deben asistir", agregó.

La BBC, que incluyó en la nota algunos testimonios, señaló que pocas horas después de la proclamación del papa Benedicto XVI había "más periodistas que fieles" en la Catedral de Berlín.


Aunque otros adulen a Ratzinger por ser sólo alemán:

En contraste, en Bayern, la región de donde es oriundo Ratzinger y el principal enclave de catolicismo en Alemania, hoy miles de personas acudieron a las iglesias para celebrar al primer Papa alemán después de 480 años, añadió.

El ministro presidente de Bayern, Edmond Stoiber, de la conservadora Unión Social Cristiana (católica), llamó a la elección de Ratzinger "un día histórico para Bayern y toda Alemania".

En general, la reacción de la cúpula política alemana tuvo más que ver con la nacionalidad del nuevo Papa que con él mismo.

"Es un gran teólogo, reconocido mundialmente. El papa Benedicto XVI es un digno seguidor de Juan Pablo II. Lo saludo en nombre del gobierno alemán y de todos los ciudadanos de su patria, Alemania, de todo corazón", declaró el canciller Gerhard Schröder. (Télam)