Las palabras y el dolor

Creo que la tragedia del boliche República de Cromañón en el Once porteño el jueves pasado, nos trajo un poco de vuelta a lo que vivimos hace tres años atrás, el 19 y 20 de diciembre de 2001.

Otra vez la injusticia que nos aplasta hasta dejarnos sin vida, sin aliento.

Como hace tres años, la fiesta de fin de año no fue ninguna fiesta, solamente una reunión familiar. Aunque el boliche que tengo en frente de mi casa abrió y todo, pero puso la música suave (?). Sí, vivo en Rosario, y parece que el dueño piensa que no corre peligro de que le pase nada parecido.

Yo sé que esta es otra injusticia más de las que padecemos. Los controles más estrictos llegan tarde, muy tarde. Creo que hay políticos que perdieron el sentido del momento justo, no?



imagen


183 muertes reclaman justicia.