Afinadores de ventanas

(recuperando el aire libre)

El miércoles vinieron a casa a arreglar la ventana del living. Después de varios meses sufriendo por no poder correr las hojas de vidrio y persianas, ahora estamos empezando a disfrutar de nuevo del aire que circula por el comedor y el living.

Mientras los trabajadores intentaban dejar las hojas liberadas de lo que les impedía correr bien, se me ocurrió que eran como afinadores de ventanas. Haciendo correr las hojas y escuchando el sonido de los roces, de las ruedas atascadas, de las impurezas que hacían difícil el movimiento, detectando qué cosa era necesario ajustar.

Y tanta liberación se me ocurrió también como metáfora para el nuevo año: que corra el aire, liberado, que nos liberemos y corramos libremente, que pensemos libremente, respiremos y observemos con más apertura, aprovechando lo que nos es dado.

Es mi deseo para este nuevo año 2006.

Salú y buena vida!