para farala, por allá

y sí, a veces estas cosas nos dan la posibilidad de hacer algo que no podemos en realidad.
Hoy no puedo levantar el teléfono y decirte: "oye Farala te hablo del otro lado del atlántico, y quiero decirte que te acompaño en tu momento de duelo".
Bueno, tampoco puedo aacercarme físicamente y darte un abrazo.
Entonces, uso esto que valoro mucho, y que a veces, en momentos como estos, quisiera que fuera un poco menos virtual.
Igual se llega hasta donde estás con una buena energía, y palabras que acercan lo humano de estas comunicaciones que tenemos en las manos hoy.

Un abrazo, compañera bloguera.