hablando de feministas

Ella fue diputada nacional por el radicalismo, creo que también fue convencional constituyente por el mismo partido, estuvo en cuanta reunión internacional que promocionara los derechos de la mujer se les ocurra. Después de la Alianza, salió del radicalismo y llegó a reemplazar al diputado socialista Alfredo Bravo luego de su muerte. (!!?)
El año pasado, con vistas a estas próximas elecciones formó "espacio abierto", el partido de ella misma, y otras personas más o menos aliadas con quienes ha trabajado en ciudad de Buenos Aires.
Hoy, gracias, a un sueltito de Diego Schurman en Página 12, nos enteramos que la señora está apoyando la candidatura del canciller kirchnerista Rafael Bielsa, con otra boleta, claro, y su nombre debajo del abogado.
Fotogénica
Se la vio un día, dos... tres, siempre. Donde va Rafael Bielsa, ella se hace notar. Apoya al candidato a diputado porteño por el kir-chnerismo, pero desde otra boleta que armó con su Espacio Abierto. Bielsa está con Felipe Pigna, ella está con Felipe Pigna. Bielsa participa de un seminario sobre Malvinas, ella participa del seminario sobre Malvinas. La cara de María José Lubertino –de ella se trata– ya se ha vuelto un clásico de los actos de campaña, tanto que en el propio entorno del canciller no dudan en apodarla Droopy.

Más allá de las posturas y las oportunidades, quiero aclarar que el rosarino Rafael Bielsa, hermano de la vicegobernadora Eugenia, y del director técnico Marcelo, es un hombre ligado a las más rancias esferas eclesiales. Esas que están en contra de todo: legalización del aborto, relaciones entre personas del mismo sexo, anticoncepción, educación sexual, etc., etc. Y les recuerdo que la señora candidata a diputada MJ.L., está, según dice su currículum en el movimiento de mujeres (¿?), a favor de estos derechos.
¿En qué quedamos Luber? ¿Por una candidatura vale todo?

Como dice mi amiga Gabriela: PUAJ!!!!!!