Dinero y tiempo: Peggy Guggenheim

imagen

Recién me entero que hoy se cumplen 25 años de la muerte de la famosa mecenas del arte contemporáneo de este lado del mundo: sí la Peggy Guggenheim.

Resulta que la chica vivió en una casita muy humilde (ahí ven la foto), en un lugar más o menos feo: el Canal Grande en Venecia, lugar feo si los hay. Si hasta le faltó terminar la parte de arriba, y la pobre dormía bajo unas chapas!!





imagen


Pero bueno, pese a este percance en su vida, ella se animó a seguir sus instintos femeninos y se dedicó a adquirir obras de artistas contemporáneos, y también a algunos artistas hombres.


imagen Yo recordaba que Max Ernst, por ejemplo, había pasado de estar con Leonora Carrington a acompañar a la Peggy en su pasión cuadrística. Pero antes había estado con un tal Lawrence Vail. La chica estaba en Londres, antes de los '40 del siglo XX, así que se decidió a mudarse a París, adonde estaban pasando algunas cosas interesantes.
Allí conoció a Marcel Duchamp, quien parece que la ayudó mucho.
De hecho, en esta casita humilde de Venecia, en donde se exhibe la Colección PG, se pueden encontrar cuadros de Kandinsly, Miró, Leger, Arp, Magritte, Ernst, De Chirico, etc..

Pero lo que me llamó a pensar en varias cosas, lo escribió un tal Alfred H. Barr Jr., quien dijo de la Peggy: "Valor y visión, generosidad y humildad, dinero y tiempo, y una sensibilidad marcada para la importancia histórica y la calidad estética" Así la describió, en el prólogo de la autiobiografía de PG. Y yo me acordé de la mecenas en menor escala que tuvimos en este país, pero por el lado de la literatura, la Victoria Ocampo, una pariente lejana mía (las ganas!). Porque con dinero y con tiempo muchas personas hacen muchas cosas, y otras muy poco por el resto de los mortales. Pero estas chicas la Peggy, la Vicky, tuvieron también esos otros atributos en sus personas. Y bueno, me gustó resaltar este lado humano de alguien a quien como a otras una consideraba que tuvieron tiempo y dinero, y por eso hicieron y pudieron hacer lo que les salió finalmente.
Pero no es sólo eso lo que se necesita para llegar a cumplir un poquito de esos sueños que tenemos. Se necesitan atributos personales, que pueden estar con una, o que se pueden conseguir con el laburo personal. Y también es necesario contar con la ayuda de otros y otras, con otros atributos con los que nos complementamos, nos apuntalan, nos disparan hacia el otro lado de nuestros sueños e ideas.
¡Salud, Peggy!
Era en broma que tenías una casita fea, es muy linda. Cuando vaya por Venecia, me daré una vuelta.