Uno de esos días

Sí, hoy es uno de esos días... Es verano, y estamos en un final de febrero lluvioso y caluroso, bien tropical, llueve casi todos los días.
Y además es uno de esos días.

En la librería leía unos nuevos libros, bah uno nuevo, el otro era nuevo sólo para mí. "Los misterios de la Edad Media" de Thomas Cahill parece interesnte porque habla de la situación de las mujeres y lo hace contando la historia a través de sus ciudades, a la manera de un peregrinaje histórico y de aventuras a semejanza de los cuentos de Canterbury de Chaucer. Es entretenido.
Y el otro es un libro sobre 7 gatos, ahora no recuerdo bien el título, luego actualizré la entrada para citar correctamente. Allí un gatito nuevo en la familia, Bitty, le 'enseña' a su nueva dueña un comportamiento que a ella le llamó la atención y a mí también. Mientras intentaba ser aceptado por los otros gatos no se achicaba ni escondía, aguantó los golpes, los bufidos, se cayó y se volvió a levantar para seguir como si nada, siendo él mismo ante los otros, y pronto encontró que uno de ellos le hizo lugar para que comiera.
Me gustó esa historia, me hizo dar cuenta de que yo estaba ocultando mis sentimientos, para ser aceptada. Hoy me di cuenta de que mis sentimientos son muy válidos, son míos por empezar y que no quiero ocultarlos porque no tiene sentido. No hago mal alguno con ellos, y sí me hago mal a mí misma ocultándolos.
Así que lo escribo acá para acordarme que hoy, 27 de febrero de 2008, me di permiso.