Blogs de madres lesbianas (Nota en Soy)

Mi segunda colaboración para el suplemento Soy de Página 12. Estoy muy contenta por cómo salió la nota y porque significa una posibilidad de continuar estas colaboraciones. Todavía no actualizaron la versión en la web, así que la comparto con Ustedes por acá.

Eventos extraordinarios
por Irene Ocampo
La aventura de ser madres es, para muchas parejas lesbianas, digna de ser contada y registrada minuciosamente. En diferentes blogs puede rastrearse una narrativa nueva para la tarea más antigua.

Maternidades L
(http://maternidadeslesbicas.blogspot.com/)
Intercambio de información, experiencias, y recursos fue lo que llevó a Efe y Gabi a publicar este blog que no es un diario sobre una experiencia específica sino un punto de referencia de quienes quieren ser madres lesbianas en Argentina.
Hay enlaces a blogs de madres, se publican en las entradas notas periodísticas, informes sobre las posibilidades para ser mamás (adopción, inseminación por banco de esperma, arreglos privados, etcétera)
Quienes están en la duda sobre si quieren ser mamás podrán encontrar aquí muchos lugares en donde buscar respuestas, o más bien, formular las preguntas.
Para el día de la madre, Efe publicó:
“A las que estuvieron" (y ya no están)/ a las que están cada vez más presentes/ a las que/ vendrán, colmarán/ y renovarán nuestros deseos/ a nosotras y a las hijas hijos de/ nosotras/ y a nosotros/ a quienes creemos en que otro mundo vendrá/ con nosotros … con nosotras… "con nosotras”.


Salto rana
(http://saltorana.blogspot.com/)
Guzamadour y Oruga emprendieron la escritura de este blog cuando la espera y los nueve intentos fallidos de que Guza quedara embarazada por inseminación artificial fueron olvidados por un décimo intento exitoso. La escritura en primera persona, la ironía, la agudeza y la crítica que tenía Guzamadour (http://guzamadour.blogspot.com/), están ahora mezcladas con las vivencias de una pareja esperando a su futuro hijo.
Los dichos de la partera del curso pre-parto al que asistieron Guza y Oruga, o Gabi y Eli, son para horrorizar a cualquier futura embarazada. Las relaciones con la familia forman parte de las reflexiones, que incluye una salida del clóset de una madre como ésta:
Yo: –¡Ah! le contaste? ¿Y qué tal fue tu salida del closet? (con la tía Susy)
Mamá: –Bien, todo bien.
Mamá: –Además le dije que ella tenía que saber porque a Juan le va a tener que curar la "ojeadura".


Mamis por dos. Madres lesbianas
(http://mamispordos.blogspot.com/)
“Esto tratará simplemente de un compromiso respecto a la vida, tratará del deseo, de los temores, de la familia, del proyecto de ser madre, de la maternidad, de mi ser mamá, de la lucha diaria en una sociedad difícil, pero no imposible, en la que me ha tocado vivir”. Así comenzó el blog Roma, aprovechando para transcribir trozos de textos escritos para el primer hijo mientras estaba en la panza. Roma, la mamá y Triana, la madrina, ya tienen a Tato de 5 años y están esperando otro niño, ya van por el sexto mes. Las correspondientes salidas del clóset, la decisión de visitar al médico que las ayudará en la inseminación artificial. La historia se puede seguir casi cronológicamente. De pronto Tato se pregunta por el padre, asume primero que Triana es su papá, y hasta dice que cuando sea grande quiere ser papá, hasta que dibuja a su familia, con dos mamás. “Nada puede fallar, tengo dos mamás”, les dijo Tato a sus tíos cuando quiso convencerlos para que lo dejaran llevarse a su primo recién nacido a su casa. Si él lo dice, algo sabrá, ¿no?

Piedra libre para dos mamás
(http://piedralibreparadosmamas.blogspot.com/)
El día del niño del año pasado Ana y Paula decidieron regalarles a sus hijas mellizas, Martina y Lucía, un blog para contar sus historias de vida. Entre las entradas que cuentan cómo se inició el amor entre las madres y la decisión de traerlas al mundo, la necesidad, muy fuerte, de encontrarse con otras familias ocupa un gran espacio en este blog.
Una charla en Asociación Psicoanalítica Argentina sobre Familias Homoparentales sirvió de inicio al encuentro cara a cara, y a la conformación de una red solidaria entre familias con dos mamás. El bautismo, la búsqueda de la plaza menos invadida por “monstruitos con sus madres”, y la nueva dieta una de las mellizas: arena, papeles, palitos, piedras de la plaza, y hasta alguna “tuca” perdida. La piedra libre soltó a las otras mamás, y de los encuentros saldrá tal vez un grupo de contención, de reivindicación de derechos.

Suplemento Soy, Página 12, Año 1, Nº 5, 11 Abril 2008.